Fragas do Eume

Un año más cumplimos con nuestra cita otoñal con el Parque Natural  Fragas do Eume, paraje de gran belleza y ejemplo de lo que fueron los bosques que poblaron la mayor parte del litoral gallego.

En esta ocasión iniciamos la andaina en Goente en el lugar del Gallel, ascendemos al alto de Fontardión la nubosidad del día no nos permitió ver las magníficas vistas del contorno. Continuamos hacia el mirador de Teixido donde contemplamos las espectaculares vistas del embalse y cañón del rio Eume .

Iniciamos la bajada al corazón de las fragas por el sendero que nos lleva a la antigua central de Ventureira, acompañados por la gran variedad cromática de la flora y  por el espectacular caudal del Rego de Teixido. Cruzado el Eume y pasado el Rego do Parrote iniciamos la subida en zigzag hacia Monfero, este tramo hasta el lugar As Leguas forma parte del camino del Medievo. En el lugar de As Leguas antes de cruzar el Rego da Vaca nos desviamos para contemplar la fervenza y los restos de un antiguo molino. Continuamos el camino en ascenso hasta coronar el Penedo Gordo, distinguimos a lo lejos la Torre de Hércules,  Montefaro y el alto del Fontardión lugar donde iniciamos la andaina. Por último descendemos hasta A Ponte da Pedra en Monfero donde nos espera el bus.

 

Barco de Valdeorras – San Paio

Iniciamos la ruta en el paseo del Malecón cruzando el rio Sil por la pasarela peatonal hacia el área recreativa de O Salgueiral, donde un panel nos indica que transitamos por el  itinerario denominado “Camiños Naturais” que  sigue la Vía Nova Romana, Itinerario de Antonino que unía Braga y Astorga.

La ruta continúa con el rio a mano derecha y que va ser una visión constante en todo el recorrido. Llegamos a Arnado, pequeña población cuyo acceso se hace pasando por un arco bajo el pazo – castillo de Arnado o de Torre Penela, de principios del siglo XX que exteriormente se conserva bien. El camino toma altura ascendiendo por la ladera de la montaña hasta Correxais, donde aprovechamos para visitar las ruinas del convento de los Trinitarios fundado en 1727,  lugar de gran importancia histórica en la comarca de Valdeorras.

Las vistas desde el pueblo son impresionantes, el rio Sil,  el Barco de Valdeorras,  el embalse de Santiago y los pueblos en ladera opuesta del valle como Vilamartín de Valdeorras. En el inicio de la bajada al arroyo de Olivedo las vistas se abren a la vega, en la que se asienta A Rúa de Valdeorras y Petín a ambos lados del Sil, la bajada la realizamos a la sombra de las encinas y una vez pasado el arroyo de Olivedo la subida la hacemos en compañía del castaño. Llegando a San Paio caminamos a través de viñedos y pasamos por algunas bodegas que estaban en el inicio de la vendimia, en la de Sampayolo familiar de un socio del club, nos obsequiaron con una degustación de Mencía y Godello. Rematamos la andaina comiendo en la bodega de este socio y familia a los cuales damos las gracias por su hospitalidad.

Aventura de Altura

Día 22 de agosto:

Llegamos a Chamonix a las 09:00 un grupo formado por tres integrantes del club de montaña O Caxado (Jose, Luy y Mito) y un compañero del club de montaña vallisoletano (Félix). A las 10:00 subimos a Aiguille du Midi (3.842 m) utilizando los medios mecánicos del teleférico.

Una vez en la estación superior de la Aiguille du Midi, nos dirigimos a un túnel excavado en la nieve para realizar la bajada al refugio de Cosmiques. A través de una arista bastante aérea alcanzamos el valle blanco donde nos estaba esperando otro compañero del club de montaña O Caxado (Nacho), que había llegado el día anterior.

En más o menos 40 minutos alcanzamos el refugio de Cosmiques (3.613 m). Nos registramos e informamos de las condiciones de la ruta de acceso al Mont Blanc por los tres montes (o ruta de los cuatro miles). Según la información que nos proporciona la guarda del refugio, nos encontraremos con unas condiciones bastante delicadas, sobre todo en la subida al collado del Mont Maudit. Por ello decidimos desayunar a las 00:00 para salir cuanto antes del refugio.

Nos sirven la cena a las 18:30 y a las 19:15 ya estamos metidos en nuestras camas para poder descansar lo máximo posible para el duro día que nos espera.

Día 23 de agosto:

Desayunamos y nos preparamos para salir. Sobre la 01:45 salimos del refugio dos cordadas (3 personas en una y 2 en otra) listos para una dura jornada.

Las condiciones de la nieve y el hielo se van cumpliendo según la información recibida el día anterior. La subida al hombro del Mont Blanc de Tacul es técnicamente sencilla salvo 3 grietas. Una de ellas que debemos sobrepasar mediante los dos tramos de escalera que se encuentran colocados en la misma y las otras en las que los puentes de hielo existentes suponen un peligro evidente de caída al interior de la grieta.

Tras pasar el hombro del Tacul (4.074 m), nos espera la parte más técnica de la ascensión. Descendemos ligeramente antes de atacar el collado del Mont Maudit. En un primer momento nos dirigimos a la derecha por una ladera con una fuerte pendiente y gran riesgo de caída. Pronto divisamos una enorme grieta, la cual bordearemos hasta encontrar un puente muy estrecho sobre la misma, el cual se encontraba roto en el extremo opuesto a nosotros. Allí nos encontramos con una cordada de dos chicos españoles que se habían dado la vuelta porque no lo veían claro. Nosotros decidimos cruzar el puente y continuar hasta cumbre. El puente nos impresionó a todo el grupo, realmente era un puente muy estrecho con un tramo que sería necesario saltar para alcanzar el otro lado de la grieta. Teníamos todos la preocupación de como se encontraría este puente a la vuelta debido a la subida de temperatura que se produce con el sol y la mayor dificultad de pasarlo hacia el otro lado, ya que en el descenso se debe saltar hacia el puente y no desde el puente como en la ascensión.

Tras pasar la grieta, nos dirigimos hacia la izquierda y nos percatamos del peligro que existía por desprendimiento de piedras, es más, en un momento pudimos ver incluso caída de alguna piedra por debajo de nuestra posición. Continuamos hacia la derecha otra vez para salvar otra grieta y comenzar a subir el último tramo hasta alcanzar el collado del Mont Maudit. En esta zona nos encontramos con una rampa de fuerte pendiente en la que se había colocado una cuerda fija para asegurar la ascensión.

Una vez en el collado del Mont Maudit (4.356 m) ya podemos ver la cima del Mont Blanc. En este punto las fuerzas empiezan a flaquear, la altitud y lo duro de la ascensión comienza a pasar factura. Varios de nosotros empezamos a sentir los efectos del mal de altura y sentimos un gran cansancio agravado por la baja concentración de oxígeno en el aire, lo cual hace que cada paso que demos suponga un gran esfuerzo. Al menos, la parte más técnica de la ascensión ya está hecha y sólo resta una larga y dura caminata salvando las últimas rampas hasta la cima. La pendiente de las rampas es bastante fuerte para nuestro estado físico, pasito a pasito, y muy poco a poco seguimos remontando hasta que, a las 12:25 alcanzamos nuestro objetivo, la cima del Mont Blanc (4.810 m) el techo de los Alpes y de la Unión Europa.

Debido al retraso en el horario previsto, decidimos que regresar al refugio de Cosmiques no era la mejor idea. Por lo tanto, descendemos por la vía normal de ascenso, con la esperanza de encontrar sitio libre en el famoso refugio de Gouter. El descenso se hace muy duro debido al cansancio acumulado, pero tras recorrer la arista cimera y pasar el domo de Gouter llegamos al refugio, situado en la parte alta de la arista de mismo nombre.

Día 24 de agosto:

Tras pasar la noche en el refugio de Gouter, durante la cual estuvo nevando fuertemente acumulándose unos 10 cm de nieve, nos dirigimos hacia el Nid D’aigle para bajar a Chamonix utilizando un tren de cremallera y un teleférico. Para ello bajamos por la arista nevada de Gouter, atravesamos la famosa bolera, pasamos por Tete Rousse, y descendimos finalmente al Nid D’aigle.

 

KM Vertical no Caurel

El sábado 18 un pequeño grupo del Club se desplazó hasta Folgoso do Courel, para realizar el único Km vertical existente en Galicia.
Iniciamos la ruta en O Pontón en Ferreiros de Abaixo, dejando a la izquierda el rio. A partir de Ferreiros de Arriba la subida se vuelve más pendiente con dos pequeñas trepadas, antes de la loma que nos aproxima a la base de Penaboa. Acometemos la parte más vertical de la ruta que remata en un mirador con unas vistas espectaculares. Después de una zona más suave nos queda la subida final a Pía Paxáro corta pero dura. Retornamos hacia Penaboa e iniciamos la bajada por un empinado cortafuegos. Llegando a la altura de Ferreiros de Arriba nos encontramos con Orlando el creador de esta ruta, que estaba abriendo en solitario una nueva variante. Bajamos con el hasta la carretera y después de darle las gracias en nombre de todos los amantes de la naturaleza por la labor de divulgación que realiza de la riqueza paisajística y etnográfica de O Courel, nos despedimos retomando el camino por un Souto de castaños hacia Ferreiro de Abaixo donde finalizamos la ruta.

X Travesía das Fragas Da Ribeira e Lostegal

Xa e posible anotarse nunha nova edición desta ruta que sigue tendo tirón e ganas de siguir crecendo paso a paso. 

Un ano mais podese facer camiñando e correndo, (sen cromometrar). Avituallamientos en ruta bien sólido y líquido. 

Para anotarse podes facelo na oficina do club ou na plataforma online de CHAMPIONCHIPNORTE.COM 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que vostede teña a mellor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando o seu consentimiento para a aceptación das mencionadas cookies e a aceptación da nosa política de cookies, pinche no enlace para maior información.

ACEPTAR
Aviso de cookies